1. INTRODUCCIÓN
1.1 JUSTIFICACIÓN
Uno de los principales retos que la sociedad actual, creciente en su pluralidad, plantea al sistema educativo, y en concreto a la institución escolar, es el lograr que la acción formativa que desarrolla sea capaz de llegar a todas y a cada una de las personas que conforman la también creciente diversidad de su alumnado.
En todas las clases, en cualquier agrupamiento de alumnos, se da una diversidad con la que todos los maestros debemos contar a la hora de planificar el trabajo. Esta diversidad se aprecia en los ritmos de trabajo, en la disposición del alumnado hacia el aprendizaje, en los intereses, en las capacidades. La forma de abordar esta situación común a cualquier grupo tiene una vertiente metodológica y una concepción del propio aprendizaje, entendida como proceso que lleva al alumno a ser consciente de su propia actividad.
Concebimos el Plan de Atención a la Diversidad, como una actuación global que implica a toda la Comunidad Educativa y muy especialmente al profesorado del centro en su conjunto con la imprescindible participación del orientador en la identificación de las posibles necesidades educativas y en la adopción de las medidas educativas que permitan atenderlas.
El Plan de Atención a la Diversidad es el documento que recoge y unifica estrategias de intervención, medidas organizativas y proporciona criterios válidos de actuación ante los diferentes ritmos de aprendizaje de los alumnos para proporcionar la respuesta educativa más ajustada y de calidad a sus necesidades educativas generales y particulares.
Estas medidas contemplan el apoyo al alumnado que presenta necesidades educativas especiales, la atención al alumnado superdotado, las actuaciones encaminadas a facilitar la integración educativa del alumnado inmigrante, la atención a las necesidades de compensación educativa y las distintas medidas ordinarias de atención a la Diversidad.
1.2. MARCO LEGAL
• El concepto de atención a la diversidad es uno de los principios básicos de la Reforma impulsada por la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de Octubre de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE). Es la expresión de un modelo de enseñanza personalizada, es decir, para todos los alumnos/as, tanto para los que presentan necesidades educativas especiales como para los que no, y con independencia de su origen social, cultural o lingüístico, de sus posibilidades económicas, de su sexo y de sus características individuales. Las medidas de calidad que propone tienen la finalidad de promover y facilitar una atención más individualizada que permita ajustar la ayuda pedagógica a las necesidades educativas del alumnado y desarrollar al máximo sus capacidades, respetando al mismo tiempo sus diferencias.
• Según el documento de Orientación Educativa y Psicopedagógica del MEC (13 Mayo de 1996), la “atención a la diversidad” es el eje nuclear de una enseñanza de calidad porque apunta a un conjunto amplio de procesos, actuaciones y medidas educativas que tienen por denominador común su contribución a dicha calidad. Debe entenderse como una aspiración a que la enseñanza se ajuste a las diferentes capacidades, intereses y motivaciones del alumnado. Es también sinónimo de determinados valores educativos que un sistema escolar quiere promover entre sus alumnos: la igualdad de oportunidades, el respeto a las diferencias, la dignidad de todos, la tolerancia, así como el rechazo a todo tipo de discriminación. A tenor de estos planteamientos, promover la atención a la diversidad es también promover las actuaciones que previenen y compensan las desigualdades de acceso, promoción o permanencia en el sistema educativo de todos aquellos que, por alguna circunstancia se encuentran en desventaja.

A continuación se comentan distintas normativas que recogen aspectos relacionados con el tema por orden cronológico.
El Real Decreto 696/1995 de 28 de Abril sobre ordenación de la educación de los alumnos con necesidades educativas especiales regula la escolarización de estos alumnos, establece las medidas necesarias para garantizarles una educación de calidad y determina los recursos, medios y apoyos complementarios necesarios para llevarla a cabo. “Los alumnos con necesidades educativas especiales temporales o permanentes, asociadas a su historia educativa y escolar, así como a condiciones de sobredotación y de discapacidad psíquica, motora o sensorial, serán escolarizados en los centros y programas ordinarios”(Art- 3.2).
La Ley Orgánica 9/1995 de 29 de Noviembre, sobre la Participación, la Evaluación y el Gobierno de los Centros (LOPEG) incluye además bajo la denominación de alumnos con necesidades educativas especiales a los que manifiestan trastornos graves de la conducta.
La Orden del 14 de Febrero de 1996, por la que se regula el procedimiento para la realización de la evaluación Psicopedagógica y el dictamen de escolarización de los alumnos con necesidades educativas especiales y determina la atención especializada que necesitan (BOE de 23 de Febrero).
El Real Decreto 299 del 28 de Febrero de 1996 de Ordenación de las acciones dirigidas a la compensación de desigualdades en educación.
Orden de 24 de Abril de 1996 por la que se regulan las condiciones y el procedimiento para flexibilizar, con carácter excepcional, la duración del periodo de escolarización obligatoria de los alumnos con necesidades educativas especiales asociadas a condiciones personales de sobredotación intelectual (BOE de 3 de Mayo).
En la Orden de 22 de Julio de 1999, se regulan las actuaciones de compensación educativa en centros docentes sostenidos con fondos públicos.
Resolución de 24 de Enero de 2001, de la Dirección General de Promoción Educativa, por la que se determinan los procedimientos para orientar la respuesta educativa al alumnado con necesidades educativas especiales asociadas a condiciones personales de sobredotación intelectual y se establecen, en su caso y con carácter excepcional, los plazos para flexibilizar el periodo de escolarización obligatoria de dicho alumnado (BOE de 13 de Febrero).
La Ley Orgánica 10/2002 de 23 de Diciembre de Calidad de la Educación (LOCE), introduce el término de alumnos con necesidades educativas específicas que engloba a los alumnos con necesidades de compensación educativa por situaciones de desventaja social (art. 40), a los procedentes de países extranjeros (art. 42), a los superdotados intelectualmente (art. 43) y a los alumnos con necesidades especiales por padecer discapacidades físicas, psíquicas, sensoriales o por manifestar graves trastornos de personalidad o de conducta. Dichos alumnos “tendrán una atención especializada con arreglo a los principios de no-discriminación y normalización y con la finalidad de conseguir su integración” (art. 44).
En la circular de la dirección general de centros docentes de la Comunidad de Madrid de fecha 26 de Septiembre de 2003, relativa a la organización en los centros públicos de Educación Infantil y Primaria y de Educación Secundaria, del profesorado de apoyo al alumnado con necesidades educativas especiales asociadas a condiciones personales de discapacidad, se recoge lo siguiente: “El Plan de Atención a la Diversidad debe ser entendido como el conjunto de actuaciones, medidas organizativas, apoyos y refuerzos que un centro diseña y pone en práctica para proporcionar a su alumnado la respuesta educativa más ajustada a sus necesidades educativas generales y particulares”.
Real Decreto 943/2003, de 18 de Julio por el que se regulan las condiciones para flexibilizar la duración de los diversos niveles y etapas del sistema educativo para los alumnos superdotados intelectualmente.
En la Orden 2199/2004, de 15 de Junio de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, se recogen entre otras, las medidas de refuerzo y apoyo que deben ser previstas en los centros que impartan la Educación Primaria.
De todo lo anteriormente expuesto, concluimos que el Plan de Atención a la Diversidad de cada centro, debe incluir las medidas necesarias para dar respuesta a las peculiaridades de cada alumno, sean éstas de carácter general o medidas de carácter específico para facilitar el proceso de enseñanza-aprendizaje de todos los alumnos del centro. Esta tarea supone no solo la implicación de los profesores de apoyo, sino también del resto de la comunidad educativa.

1.3 ANÁLISIS DEL CONTEXTO ESCOLAR
* Infraestructura y ubicación
Nuestro centro está situado en el barrio de Canillas, en el distrito de Hortaleza, en una zona educativa con otros tres colegios públicos más, un centro de Educación Especial y dos institutos de secundaria.

Consta de tres edificios, dos en un mismo recinto y otro dedicado a E.I. separado unos 500 m. Éste, sito en Carretera de Canillas, 98, consta de 7 aulas, una sala de usos múltiples, servicios y un despacho en su piso superior. En la planta baja cuenta con un comedor, un patio cubierto y otro descubierto con arenero.
El edificio de Primaria, en la C/ Andorra,12, consta de dos construcciones que están juntas. Un edificio con nueve aulas, un salón de actos, un aula de pretecnología, un laboratorio y un gimnasio. El otro edificio tiene 13 aulas, biblioteca, dos aulas de informática, sala de juntas, sala de profesores, sala de reprografía, dos despachos, una sala para la A.MP.A., comedor con cocina donde se elaboran la comida diariamente y conserjería. Tiene cuatro patios escalonados y separados por escaleras, uno de ellos habilitado para deportes.

* Características generales del alumnado
El centro acoge alumnos de 3 a 12 años. Prácticamente todos viven en zonas próximas, por lo que vienen a pie desde sus domicilios.

La ratio es de 1/22 aproximadamente. La mayor parte del alumnado permanece en el centro hasta que terminan su escolaridad. Se nota una fluctuación al iniciar 1º de Educación Primaria.

El absentismo escolar es escaso.

Hay un 22 % de alumnado de procedencia extranjera y en su mayoría se incorporan en los primeros cursos de E. Infantil, por lo que están perfectamente integrados en el sistema educativo español desde el primer momento siempre y cuando dominen la lengua castellana. No obstante observamos la creciente incorporación de alumnado inmigrante en los ciclos de primaria, lo que origina un conjunto de variaciones en la dinámica organizativa del centro.
* Análisis del contexto familiar
Clase media con diversidad de estructura familiar que refleja la realidad social actual. Nivel de implicación bueno y satisfactorio. Buena relación con el centro y el equipo docente.
* Porcentaje de alumnado con necesidades educativas especiales. Características del mismo.
En nuestra realidad escolar observamos un creciente aumento de alumnos que presentan necesidades de refuerzo educativo, alumnos que requieren educación compensatoria por presentar un desfase curricular significativo, alumnos que demandan atención especialista en audición y lenguaje, alumnos que necesitan un apoyo intenso y especializado en la adquisición de la lengua castellana por desconocimiento del mismo, así como índice mínimo de alumnos con un año de retraso escolar por haber permanecido un año más en un ciclo e igualmente un mínimo porcentaje de alumnado de tipología A y/o B.
* Profesorado especialista
Contamos con el apoyo específico de un PT a tiempo parcial por compartirlo con otro centro de la zona, así como dos profesionales del EOEP: una psicopedagóga y una PTSC cuya presencia y periodicidad es semanal y mensual, respectivamente.
Carecemos de AL y de profesor de compensatoria. Consecuentemente, las dificultades de audición y lenguaje se derivan vía pediátrica y la compensación educativa es asumida por el equipo docente del centro dentro de la organización del refuerzo educativo y por el especialista PT, siempre que haya posibilidades organizativas termporales.
* Recursos del entorno
– Planes de Mejora (actividades complementaria y servicios sociales) ofertados por la Junta Municipal de Hortaleza.
– Proyecto de Igualdad ofertado por la Junta Municipal de Hortaleza.
– Programas ofertados por el Ayuntamiento de Madrid y/o la Comunidad de Madrid.
– Organismos e instituciones no gubernamentales que promueven proyectos activos y participativos con relación a la atención a la diversidad: Aldeas Infantiles, SOS, Oxfrom…
– Servicios sociales y sanitarios.
– Asociación Semilla (apoyo al alumno inmigrante y/o con desventaja social y/o cultural).
– Gabinetes de reeducación: Zana.
– Gabinetes de logopedia: Paidós.

2. OBJETIVOS GENERALES
2.1 OBJETIVO GENERAL DEL CENTRO
Favorecer la integración social y la formación personal y curricular básica de nuestro alumnado mediante actitudes de tolerancia, colaboración y respeto a la diversidad.

2.2 OBJETIVOS GENERALES REFERIDOS A LOS ALUMNOS
En referencia al desarrollo cognitivo:
– Adecuar la respuesta educativa a la diversidad del alumnado, tomando medidas que vayan desde cambios organizativos en el centro hasta modificaciones del currículo.
– Promover la funcionalidad y significatividad de los aprendizajes partiendo de los intereses y vivencias del alumnado.
– Alcanzar los objetivos mínimos curriculares del nivel educativo de referencia.
En referencia al desarrollo personal y social:
– Aceptar y valorar las diferencias de los alumnos como un hecho de enriquecimiento en la comunidad educativa.
– Potenciar la confianza en sus posibilidades para que alcancen una adecuada autoestima.
En referencia a la mejora de la convivencia:
– Favorecer la integración de las distintas culturas, mejorando la convivencia entre los distintos integrantes de la comunidad educativa.
– Favorecer primordialmente la comunicación para alcanzar un mayor grado de socialización e integración dentro de un ambiente lo más normalizado posible.

2.3 OBJETIVOS GENERALES REFERIDOS AL PROFESORADO
– Potenciar la coordinación de las líneas de actuación de las diferentes personas que intervienen en el proceso educativo de cada alumno.
– Promover la creación y difusión entre el profesorado de bancos de materiales, bibliografía y estrategias educativas.

2.4 OBJETIVOS GENERALES REFERIDOS A LAS FAMILIAS
– Crear un clima de cooperación entre el centro y la familia para favorecer el desarrollo del alumnado.
– Propiciar espacios de intercambio y reflexión entre la familia y la escuela.
– Asesorar a las familias sobre pautas educativas y recursos sociales, sanitarios, culturales, etc.

3. PROCEDIMIENTO GENERAL DE DETECCIÓN DE NECESIDADES
3.1. Fase de análisis de la situación de partida
– Los profesores tutores, a comienzo de curso, analizarán las características de su alumnado así como sus necesidades, determinando qué alumnos pueden necesitar refuerzo educativo. Para ello se propone revisar los expedientes académicos, si es la primera vez que se es tutor de un grupo de alumnos, realizar una evaluación inicial así como una reunión con el tutor precedente para así recabar la información pertinente.
– Las necesidades detectadas se valoran en cada uno de los ciclos y se transmiten a la jefatura de estudios que elaborará con los coordinadores el plan de refuerzo.
– La C.C.P. dará pautas para la organización de los refuerzos educativos, con la supervisión del Jefe de Estudios.
– Partiendo del análisis inicial y del planteamiento del tipo de dificultades que presente el alumno, si el tutor estima que las medidas ordinarias de atención a la diversidad que se han llevado a cabo hasta el momento en el aula no han dado respuesta a las necesidades del alumno, el tutor rellenará la “Solicitud de Intervención” facilitada por la jefatura de estudios (ver Anexos) para llevar a cabo una de las siguientes intervenciones:
• Evaluación Psicopedagógica por parte del E.O.E.P. para decidir, si la evaluación realizada lo justifica, Apoyo tipo B (Integración) o Apoyo tipo A.
• Asesoramiento para determinar Necesidad de Compensación Educativa de un alumno.
• Refuerzo educativo por parte del profesorado del centro.
• Intervención sociofamiliar por parte del P.T.S.C. (profesional de Trabajo Social) del Equipo de Orientación.
– Las solicitudes se analizarán en el Ciclo, para llevar una propuesta conjunta de posibles alumnos de refuerzo educativo y de peticiones de evaluación psicopedagógica a la C.C.P. y al Jefe de Estudios a través del coordinador de ciclo.
– Las Solicitudes de Intervención se harán llegar al Jefe de Estudios quien las canalizará al EOEP encargado de la intervención previa autorización firmada de los padres.
– El Jefe de Estudios coordinadamente con el EOEP priorizará las demandas si hay varias en función de los siguientes criterios:
Casos pendientes de cursos anteriores.
Alumnos donde se detecte claramente una discapacidad, con especial prioridad en lecto-escritura en primer ciclo.
Alumnos con un retraso curricular muy significativo.
Tener en cuenta el criterio de prevención y alternar casos de E. Infantil y Primaria.
Orden de solicitud de la demanda.
– Cumplimentado el Protocolo de Demanda en el que se refleja información importante sobre el alumno se incluirá una copia en el expediente académico del alumno para que, en caso de no poder ser atendido durante el curso, se puedan retomar las demandas al inicio del curso siguiente.

3.2. Fase de intervención y diagnóstico del EOEP
Cumplimentada la demanda por el tutor y canalizada por la jefatura de estudios, el EOEP comienza la Evaluación Psicopedagógica propiamente dicha que consta de los siguientes pasos o elementos coordinados por la jefatura de estudios:
? Entrevista inicial con el tutor para ampliar información escolar y familiar y fijar los compromisos de colaboración y los pasos a seguir.
? Entrevista con la familia para informar de la necesidad de valoración y solicitar autorización.
? Valoración individual del alumno: observación en el contexto escolar, entrevista, aplicación de prueba psicológica y pedagógica.
? Análisis de toda la información recogida y elaboración del Informe de Evaluación Psicopedagógica.
? Devolución de la información a la familia, al tutor y al alumno. (Entrevista coordinada por jefatura de estudios). El Informe se entrega al centro para formar parte del expediente escolar del alumno, previa autorización firmada de la familia. También debe entregarse una copia a la familia.
? La determinación de las necesidades de apoyo tipo A, se realizará a través de la evaluación psicopedagógica que se recogerá en un informe, donde se incluirán las necesidades educativas identificadas y las medidas a desarrollar por el equipo educativo. En estos casos, no es necesario el dictamen de escolarización por Inspección.
? La determinación de las necesidades educativas especiales de tipo B permanente se realizará a través de la evaluación psicopedagógica que se recogerá en un informe y del correspondiente dictamen de escolarización. La evaluación psicopedagógica del alumnado es responsabilidad del E.O.E.P. y el dictamen de escolarización, de la Inspección Educativa.
? En el momento de informar a la familia del resultado de la Evaluación, se recogerá su autorización para el Dictamen de escolarización, si fuera necesario. Dicho dictamen deberá ser aprobado por el SITE y remitido al centro. Formará parte del expediente académico del alumno.
3.3. Fase de organización de la respuesta educativa
Todo este proceso nos permitirá tomar decisiones importantes para el futuro escolar del alumno: cambio o no de modalidad educativa, necesidad de apoyos de Pedagogía Terapéutica y/o Audición y Lenguaje, derivación a otros recursos de la zona: Servicios Sociales, Salud Mental, etc.
En caso de que se detecten necesidades educativas especiales y el alumno pase a ser apoyado por el P.T. y/o A.L. se organizarán los horarios y modalidades de apoyo. El Equipo de Apoyo y Jefatura de Estudios organizarán las sesiones de intervención teniendo en cuenta los criterios generales. El Equipo Docente con el asesoramiento del EOEP y PT, realizará las oportunas adaptaciones curriculares.
Paralelamente es necesario analizar todos los recursos de los que dispone el centro para realizar los apoyos: humanos, temporales, espaciales y materiales:
? Tutores y horas de tutoría.
? Profesorado de apoyo especializado.
? Horas del profesorado: tiempos escolares para desdobles, agrupamientos flexibles, grupos de apoyo, refuerzo, profundización…
? Materiales y recursos didácticos específicos para la atención a la diversidad.
? Espacios, clases, aulas, que pueden ser utilizados para atender a los diferentes grupos establecidos.

4. MEDIDAS GENERALES DE ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD
• Orientación al alumnado y sus familias por parte de los tutores, equipo docente, EOEP o/y otros organismos educativos o sociales relacionados.
• Reuniones del equipo docente, tutores, PT y Jefe de Estudios.
• Reuniones de los tutores con el EOEP.
• Reuniones del PT con el EOEP.
• Reuniones trimestrales con las familias.
• Entrevistas individuales con las familias (miércoles de 16.00 a 17.00 hrs.) tanto por parte de los tutores, especialistas, como del E.O.E.P. (jueves de 9.00 a 12.30). Con este último se realizan sobre todo en relación con la evaluación psicopedagógica, tanto para recoger información como para dar orientaciones.
• Boletín informativo trimestral.
• Informe PT y RE trimestral.
• Informe EOEP.
• Plan de Acogida.
• Plan de Absentismo.
• Plan de Adaptación.
• Plan de Acción Tutorial.

5. MEDIDAS ORDINARIAS DE ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD
5.1. MODELOS ORGANIZATIVOS DE ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD
5.1.1 A NIVEL DE CENTRO
En función de la atención a la diversidad se utiliza como criterio organizativo del centro reorganizar y redistribuir equilibradamente los grupos de alumnos al final de cada ciclo educativo de Educación Primaria siguiendo todos y cada uno de estos criterios:
– Rendimiento y refuerzo educativo.
– Actitud.
– Comportamiento.
– Religión.
– Sexo.
– Inmigrantes.
– Desconocimiento del idioma.

Esta redistribución la realizarán todos los profesores tutores al final de cada ciclo en junio. En Educación Infantil, en caso de desequilibrio entre los grupos de I5años, se aplicará la misma medida con los citados criterios.
5.1.2. A NIVEL DE AULA
La elección de una de las alternativas a continuación expuestas dependerá de los recursos y necesidades del centro así como del momento idóneo de intervención:
– Un aula, dos docentes.
– Diferenciación por niveles de aprendizaje.
– Plan de trabajo.
– Grupos cooperativos.
– Proyectos de trabajo.
– Agrupamientos flexibles.
5.1.3. A NIVEL INDIVIDUAL
Medidas curriculares
¨ Utilización de materiales diversos en función de los diferentes niveles del alumnado: diferentes libros de textos, programas multimedia, juegos didácticos…
¨ Adaptación individual no significativa. Actuaciones referidas a algún alumno en concreto, que supone una planificación previa y que incluye modificaciones en la forma de abordar el currículo: actividades específicas, estrategias metodológicas, materiales específicos…
.. Adaptación individual significativa. Se trata de actuaciones concretas en la programación que afectan a los objetivos y a los criterios de evaluación, así como a los contenidos y procedimientos.

5. 2. PLAN DE REFUERZO
5. 2. 1. CARACTERÍSTICAS DEL ALUMNADO
El plan de refuerzo es una medida ordinaria de atención a la diversidad, para atender a las necesidades educativas del alumnado que presenten dificultades del aprendizaje en los aspectos básicos e instrumentales del currículo y no hayan desarrollado convenientemente los hábitos de trabajo y estudio. En este plan se incluirán los alumnos que presenten las siguientes características:
¨ Alumnos que han recibido evaluación negativa en algunas áreas del ciclo precedente.
¨ Alumnos con dificultades de aprendizaje, en particular los que deben permanecer un curso más en el ciclo.
¨ Alumnos procedentes de sistemas educativos extranjeros que se incorporan por primera vez al sistema educativo español, presentando carencias en las áreas instrumentales.
La organización de los apoyos deberá posibilitar la recuperación de conocimientos básicos.
5. 2. 2. ORGANIZACIÓN DE LA ATENCIÓN
Según la normativa vigente (Orden 2199/2004, de 15 de Junio de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid), la implantación de refuerzos y apoyos supondrá la adopción de medidas organizativas por parte de los centros, que dispondrán los horarios de las clases de las áreas de carácter instrumental: Lengua castellana y Literatura y Matemáticas, en los grupos en los que estén los alumnos de los perfiles indicados en el apartado anterior, de modo que puedan desdoblarse esas clases originando, a partir del grupo ordinario, un grupo ordinario y un grupo de refuerzo: o bien, a partir de dos grupos ordinarios, dos grupos ordinarios y uno de refuerzo. El grupo de refuerzo tendrá quince alumnos como máximo, pudiendo constar de un solo alumno.
El refuerzo educativo se realizará eligiendo entre las siguientes opciones:
– Hacer desdobles.
– Agrupamientos flexibles.
– Apoyos dentro del aula.
– Apoyos fuera del aula.
– Atención en pequeño grupo dentro del aula.
– Atención Individualizada dentro del aula.
5. 2. 3. PROFESIONALES
El centro organizará y planificará los recursos personales para atender al alumnado de refuerzo. En general se utilizan los restos horarios de los tutores, cuando su aula está recibiendo clase de los especialistas del centro.
El tutor será el coordinador de las acciones que se lleven a cabo con el alumnado de refuerzo de su grupo de referencia. Se coordinará con el profesor de apoyo a quien facilitará la planificación de objetivos, contenidos y actividades indicadas así como el material para el alumnado que necesita refuerzo educativo. El tutor y el profesor de apoyo registrarán las actuaciones realizadas e informarán a las familias trimestralmente con un informe escrito.

6. MEDIDAS EXTRAORDINARIAS DE ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD.
6.1. ALUMNADO CON NNEE APOYO TIPO A
El alumnado que precisa este tipo de apoyo puede encontrarse, entre otras, en alguna de las siguientes circunstancias:
¨ Alumnado con discapacidad permanente que pueda precisar el aprendizaje de uso y acomodación al equipamiento de acceso con la hipótesis de que terminado el proceso ya no existen más necesidades de apoyo.
¨ Alumnado con necesidades educativas transitorias por retraso madurativo cuyas causas biológicas se desconocen, o son consecuencia de alguna circunstancia vital reciente que provoca inhibición, depresión u otros estados que interfieren en el proceso educativo.
¨ Alumnado con trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad.
¨ Alumnado con problemas que dificultan los aprendizajes como por ejemplo la dislexia.
¨ Alumnado con alguna alteración del lenguaje como por ejemplo una dislalia.
La determinación de las necesidades de apoyo tipo A, se realizará a través de la evaluación psicopedagógica que se recogerá en un informe, donde se incluirán las necesidades educativas identificadas y las medidas a desarrollar por el equipo educativo. En estos casos, no es necesario el dictamen de escolarización por Inspección.
6.2. ALUMNADO CON NNEE APOYO TIPO B
Este programa va dirigido a aquellos alumnos que, por diferentes causas, presentan una serie de características personales que condicionan la forma de acceder a los aprendizajes que se determinan en el currículo que les corresponde por su edad y que requieren adaptaciones de acceso y/o significativas en una o más áreas y un apoyo especializado complementario al de su tutor. Actualmente, la Administración considera que un alumno/a presenta necesidades educativas especiales, previsiblemente permanentes, cuando están asociadas a discapacidad/trastorno por:
¨ Retraso mental.
¨ Trastornos generalizados del desarrollo.
¨ Trastornos del comportamiento y de las emociones de comienzo habitual en la infancia y en la adolescencia. Trastorno disocial.
¨ Trastornos del comportamiento y de las emociones de comienzo habitual en la infancia y en la adolescencia. Hiperactividad con déficit de atención.
¨ Trastorno grave del lenguaje: Afasia/Disfasia.
¨ Pérdida o desviación significativa de la vista y funciones relacionadas.
¨ Pérdida o desviación significativa de las funciones auditivas y vestibulares.
¨ Pérdida o desviación significativa de las funciones neuromusculoesqueléticas y relacionadas con el movimiento.
¨ Plurideficiencia (retraso mental + otra): Retraso mental y discapacidad del sistema neuromuscular.
¨ Retraso madurativo (en la etapa de Educación Infantil).

6.3. ORGANIZACIÓN DE LA ATENCIÓN
6.3.1. Necesidades educativas TIPO A
Contempla las actuaciones específicas del maestro PT o AL y se caracterizan por:
¨ Su planificación parte de la hipótesis de que la intervención permitirá resolver la necesidad especial en un periodo máximo de un curso. Excepcionalmente se puede mantener más de un curso.
¨ Los objetivos educativos programados para el alumno son los mismos que para el resto de su grupo.
¨ La intervención se desarrollará en el aula ordinaria. Excepcionalmente, durante el menor tiempo que sea posible, podrá desarrollarse fuera del aula tanto de forma individual como en pequeño grupo.
Para decidir la forma más adecuada, se tendrán en cuenta los siguientes criterios:
¨ Posibilidades horarias del profesorado especialista, teniendo en cuenta que primero han de atenderse a los alumnos con necesidades educativas especiales permanentes (apoyo tipo B), ya que son los que generan el recurso.
¨ Si los recursos del centro no fueran suficientes para atender a todos los alumnos de estas características, la priorización de la atención se organizará con los siguientes criterios establecidos con la idea de prevención:
? Alumnos del último curso de Educación Infantil que presenten problemas del lenguaje y otras que puedan repercutir de forma negativa en el aprendizaje de la lectoescritura.
? Alumnos del primer ciclo de Primaria que presenten problemas de aprendizaje que estén afectando el proceso lecto-escritor.
? Alumnos de otros ciclos que presenten problemas de lectoescritura, empezando por los cursos inferiores.
¨ Coincidencia con horario de otros alumnos/as compatibles de agrupar.
¨ No coincidencia con áreas fundamentales de socialización o con áreas de consideración para el ritmo de aprendizaje del alumno.
Para una mejor atención de ambos tipo alumnado se posibilitarán los ajustes que se describen a continuación:
¨ Ajustes organizativos:
? Condiciones Ambientales: aquellas que promuevan mejor el trabajo y el rendimiento escolar: silencio, murmullo, intercambio verbal entre los alumnos, según las actividades a realizar.
? Organización de los espacios del aula: colocación del alumno con compañeros susceptibles de poderle ayudar, proximidad con el profesor/a, análisis de la colocación del mobiliario escolar que mejor facilite el aprendizaje de los alumnos/as con estas necesidades.
? Organización del tiempo: tener en cuenta los momentos en que mejor rinde el alumno/a, establecer en el horario del alumno/a los tiempos de apoyo fuera del aula así como los momentos en que el alumno/a lleve a cabo actividades de apoyo dentro del aula con el tutor/a.
? Agrupamientos: establecer en que tipo de agrupamiento trabaja mejor el alumno/a, organizando actividades adecuadas: trabajo individual, trabajo en pareja, en pequeño grupo, en grupo-clase.
¨ Ajustes metodológicos:
? Explicación Individualizada: así una explicación dada a la clase en conjunto se le puede volver a explicar al alumno de forma individualizada y/o de distinta forma.
? Supervisión frecuente: seguimiento de la tarea de un alumno/a en más ocasiones que al resto de los compañeros.
? Repaso periódicos de contenidos ya trabajados.
? Secuenciación de la tarea o actividad en pasos: ir presentándole la tarea o actividad en más pasos que al resto de los compañeros.
? Selección y adecuación de materiales: así eliminación de elementos distractores, selección de material alternativo.
¨ Ajustes relacionados con las actividades:
? Programar distintas actividades para un mismo contenido.
? Diseñar actividades para realizar en sesiones de apoyo y en la tutoría.
? Programar actividades que alternen distintos tipos de agrupamientos.
Adaptación curricular no significativa:
? Información reflejada en el Informe de Evaluación Psicopedagógica que se considere relevante para ajustar la respuesta educativa
? Ajustes metodológicos y organizativos:
– Horario.
– Agrupamientos.
– Metodología
? Ajustes relacionados con los objetivos y contenidos.
? Ajustes relacionados con la evaluación.

6.3.2. Necesidades educativas TIPO B
El apoyo especializado a estos alumnos se podrá realizar tanto dentro como fuera de su aula de referencia y en pequeño grupo o de forma individual. Para decidir la forma más adecuada, se tendrán en cuenta:
– Posibilidades horarias del profesorado especialista.
– Tipo y grado de afectación de la discapacidad del alumno.
– Compatibilidad entre la actividad de apoyo y la que esté realizando el grupo.
– Posibilidad de trabajar algunos aspectos del apoyo individual en pequeño grupo dentro del aula.
– Coincidencia de horario de los alumnos y alumnas compatibles de agrupar.
– No coincidencia de las horas de apoyo fuera del aula, con áreas fundamentales de socialización o con áreas de consideración adecuada para el ritmo de aprendizaje del alumno.
Para una mejor atención de este alumnado se posibilitarán los ajustes que se describen a continuación:
¨ Ajustes Organizativos:
? Cuidar condiciones ambientales: según el tipo de discapacidad será necesario un tipo de disposición física, de luminosidad, así por ejemplo en los alumnos con discapacidad auditiva, visual, etc. Sobre todo será fundamental establecer un ambiente de aceptación de las diferencias por parte de los compañeros/as
? Organización de los espacios del aula: colocación del alumno con compañeros susceptibles de poderle ayudar, proximidad con el profesor/a, análisis de la colocación del mobiliario escolar que mejor facilite el aprendizaje de los alumnos/as con estas necesidades.
? Organización del tiempo: tener en cuenta los momentos en que mejor rinde el alumno/a, establecer en el horario del alumno/a los tiempos de apoyo fuera del aula así como los momentos en que el alumno/a lleve a cabo actividades de apoyo dentro del aula con el tutor/a.
? Agrupamientos: organizar actividades que posibiliten el trabajar actitudes y valores como son la ayuda mutua, la aceptación de las diferencias, la integración, etc. Creación de grupos flexibles, diferentes tipos de agrupamientos (trabajo individualizado, pequeño y gran grupo), grupos cooperativos, rincones de actividades, talleres, monitorización de un alumno a otro, etc.
¨ Ajustes metodológicos:
¨ Atención directa del profesor/a con explicación individualizada, supervisión frecuente, repasos periódicos de contenidos ya trabajados, secuenciación de la tarea.
¨ Selección y adecuación de materiales: los alumnos/as con n.e.e. pueden precisar materiales específicos que pueden ir desde textos adaptados a adaptación del mobiliario, etc.
¨ Ajustes relacionados con las actividades de enseñanza – aprendizaje: programar distintas actividades para un mismo contenido, diseñar actividades para realizar en sesiones de apoyo y en la tutoría, programar actividades que alternen distintos tipos de estímulos: manipulativos, visuales, auditivos.
¨ Ajustes relacionados con las actividades de evaluación.
¨ Apoyos Específicos (PT y AL)
¨ Respecto al momento en que se realiza el apoyo:
¨ Respecto al lugar en que se realiza el apoyo:
? Apoyo dentro del aula: el profesor-tutor con las adaptaciones curriculares significativas de los alumnos/as, y con el profesor de apoyo, de forma conjunta.
? Apoyo fuera del aula: puede ser individual o en pequeño grupo.
¨ Ajustes curriculares: estos alumnos precisan de una ACI significativa y / o de acceso.
Todos estos ajustes mencionados se recogen en el DIAC. Lo realiza el tutor en colaboración con el profesorado de apoyo y con el asesoramiento del EOEP. Se recoge en un DIAC que puede tener los siguientes puntos:
¨ Datos de identificación del alumno/a.
¨ Datos de identificación del Documento.
¨ Datos relevantes para la toma de decisiones:
¨ Información sobre el desarrollo general del alumno/a.
¨ Nivel de competencia curricular.
¨ Estilo de aprendizaje.
¨ Contexto escolar.
¨ Contexto familiar.
¨ Determinación de las necesidades educativas específicas.
¨ Propuesta Curricular Adaptada:
De acceso.
De los elementos básicos: objetivos y contenidos.
¨ Criterios de evaluación.
¨ Metodología: agrupamientos, materiales tiempos, actividades
¨ Modalidad de apoyo: especialistas, dentro/fuera, individual/grupo
¨ Horario.
¨ Seguimientos.
¨ Reuniones con familias.
¨ Reuniones Equipo Docente.
¨ Criterios de promoción.

6.4. ALUMNADO SUPERDOTADO INTELECTUALMENTE
6.4.1. CARACTERÍSTICAS DEL ALUMNADO
En el R.D. 696/1995, de 28 de abril, y la Orden y Resolución de 24 y 29 de abril de 1996 respectivamente, se define a los alumnos con sobredotación intelectual como aquellos que poseen un potencial excepcional para el aprendizaje y el rendimiento académico. Los alumnos sobredotados no constituyen un grupo homogéneo y, al no existir un perfil único de la sobredotación, los especialistas proponen listados de rasgos característicos para intentar definir a este tipo de alumnos, de acuerdo con los objetivos y resultados de sus estudios. Resumir todos esos rasgos desborda el objetivo de este apartado. No obstante procede recoger algunas de las características más generales y significativas para poder ser identificados por el profesorado, teniendo en cuenta que la determinación de las posibles necesidades educativas específicas de estos alumnos se realizará a través de una evaluación psicopedagógica. Dicha evaluación será solicitada al E.O.E.P. cuando se observen en un alumno/a las siguientes características:

Adquisición y retención rápida de la información.
Habilidad y rapidez para abstraer, conceptualizar y sintetizar.
Facilidad en la adquisición del lenguaje. Vocabulario amplio.
Actitud activa ante el aprendizaje, curiosidad y búsqueda de lo relevante y transcendente.
Creatividad e imaginación.
Son independientes, con tendencia al trabajo individualizado. Confían en sí mismos.
Preocupación por temas sociales.
Sentido del humor. Buscan lo irónico de las situaciones.
Persistencia en la tarea. Alta concentración en áreas de su interés.
Elevada energía y viveza, periodos de esfuerzos intensos.
Perfeccionismo y esfuerzo por llegar al fondo de los problemas o situaciones.
Excesiva autocrítica.
Conocimiento de los problemas potenciales y evitación de riesgos.

6.4.2. ORGANIZACIÓN DE LA ATENCIÓN
MEDIDAS ORDINARIAS:
Supondrán una ampliación o enriquecimiento del currículo ordinario con los correspondientes ajustes metodológicos, organizativos, conceptuales y procidimentales.

MEDIDAS EXTRAORDINARIAS.
Supondrán una modificación significativa del currículo ordinario:
¨ Adaptaciones curriculares de ampliación o enriquecimiento:
¨ Flexibilización del periodo de escolarización obligatoria, que puede consistir en:
– Anticipación: iniciar una etapa educativa antes de la edad cronológica correspondiente.
– Reducción: rebajar la permanencia en una etapa.
Condiciones: tener adquiridos los objetivos del curso o ciclo del que va a promocionar y que se prevea que esta medida es la más adecuada para el equilibrio personal y para su socialización. Esta medida podrá adoptarse hasta un máximo de tres veces en la enseñanza básica y una sola vez en las enseñanzas postobligatorias.
Procedimiento: Resolución 24 Enero 2001 (B.O.C.M. de 13 de Febrero) y Real Decreto 943/2003 de 18 de Julio, (B.O.E. de 31 de julio).

6.5. ALUMNADO CON NECESIDADES DE COMPENSACIÓN EDUCATIVA.
6.5.1. CARACTERISTÍCAS DEL ALUMNADO
El programa de Educación Compensatoria se organiza para atender las necesidades educativas del alumnado que se encuentra en alguna de estas situaciones :
– Alumnado perteneciente a minorías étnicas o culturales en situación de desventaja socio-educativa que presentan desfase curricular de dos o más años.
– Alumnado de etnia gitana con necesidades de apoyo derivadas de incorporación tardía o irregular y de absentismo escolar.
– Alumnado inmigrante y con necesidades de apoyo derivadas del desconocimiento del idioma o de su tardía incorporación a nuestro sistema educativa.
– Alumnado que presenta desfase escolar significativo y dificultades de inserción educativa derivada de situaciones de abandono escolar o de marginación.
La determinación de la necesidad de educación compensatoria se realiza mediante una prueba inicial, por el tutor/a con la colaboración del profesor/a de educación compensatoria y el E.O.E.P. posteriormente se determinaran las medidas de atención educativa que favorezcan su integración en la comunidad escolar.

6.5.2. ORGANIZACIÓN DE LA ATENCIÓN
– Devolución a las familias para informar sobre las medidas acordadas .
– Organización de los horarios: el profesor/a de Apoyo junto con el E.O.E.P. y la Dirección del Centro.
– Realización de documento de Adaptación Curricular.
– Seguimiento de la adecuación de la respuesta educativa.
– Seguimiento en el ámbito familiar por parte del representante del E.O.E.P. para coordinar la respuesta educativa, así como en otros contextos posibles.
– Hoja de baja en el programa cuando sea posible.
– Al final de la Etapa de Educación Primaria se facilitará a la Comisión de Escolarización documento para cambio a I.E.S.
Los criterios para la organización de la atención serán los siguientes:
– Alumnos/as con más de un área con desfase curricular, así cuantas más áreas con desfase tengan mayor atención será necesaria.
– Alumnos/as de cursos superiores hacia los cursos más bajos.
– Alumnos/as con más grado de desfase.
En la atención a estos alumnos se tendrán en cuenta los ajustes organizativos, metodológicos y conceptuales oportunos.

6.6. PROFESIONALES:
¨ Equipo directivo (Dirección o Jefatura de Estudios)
¨ Representantes del E.O.E.P (Psicopedagoga/o, T.S. / P. T. S. C)
¨ Tutor/a.
¨ Equipo docente y todos aquellos profesores/as que de forma directa o indirecta puedan intervenir en la respuesta educativa.
¨ P.T, A.L..
La coordinación entre estos profesionales será canalizada por la figura del Jefe de Estudios quien optará por el momento óptimo en el horario lectivo para todas las partes involucradas.

6.6.1. FUNCIONES DE LOS PROFESIONALES
ORDEN de 9 de diciembre de 1992, por la que se regula la estructura y funciones de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica. (B.O.E. 18 de diciembre de 1992).
Real Decreto 82/1996, de 26 de enero, por el que se aprueba el Reglamente Orgánico de las Escuelas de Educación Infantil y de los Colegios de Educación Primaria. (B.O.E., 20 de febrero de 1996, nº 44).

6.6.1.1. PROFESOR DE PEDAGOGÍA TERAPÉUTICA
1) Colaborar en la elaboración e implantación de las adaptaciones curriculares.
2) Colaborar con el tutor y los profesores de área en la avaluación del proceso de E/A de los ACNEEs y en la elaboración del boletín de información trimestral para las familias.
3) Apoyo a los ACNEES dentro y/o fuera del aula.
4) Mantener reuniones con el equipo de apoyo y el miembro/s del EOEP para intercambiar opiniones sobre los ACNEES y planificar la intervención con ellos.
5) Orientar sobre material didáctico, adaptaciones metodológicas y organizativas de aula más adecuadas a las necesidades del alumno.
6) Mantener reuniones con las familias de los ACNEES.

6.6.1.2. PROFESOR DE AUDICIÓN Y LENGUAJE
Los Maestros de Audición y Lenguaje se responsabilizarán de la intervención educativa en alumnos con dificultades en la comunicación oral y escrita. Entre sus funciones se destacan las siguientes:
1) Detección y valoración de las necesidades relacionadas con el lenguaje y la comunicación de los ACNEES.
2) Apoyo logopédico al alumnado.
3) Colaborar en la elaboración y seguimiento de las ACIS propiamente curriculares y/o de acceso a la comunicación de los ACNEES.
4) Mantener reuniones con las familias de los ACNEES.
5) Mantener reuniones con el equipo de apoyo y el miembro/s del EOEP para intercambiar opiniones sobre los ACNEES y planificar la intervención con ellos.
6) Orientar sobre material didáctico adaptaciones metodológicas y organizativas de aula más adecuadas a las necesidades del alumno.
7) Realizar evaluaciones psicopedagógicas dentro de sus competencias.

6.6.1.3. PROFESOR DE COMPENSATORIA.
1) Colaborar con el tutor en la Evaluación Inicial de los alumnos de Compensación Educativa.
2) Determinar en colaboración del equipo de profesores las medidas de refuerzo y AC.
3) Mantener reuniones con el equipo de apoyo y el miembro/s del EOEP para intercambiar opiniones sobre los alumnos y planificar la intervención con ellos.
4) Mantener reuniones con las familias de los alumnos.
5) Colaborar y participar en la planificación de actuaciones de Compensación Educativa en los ámbitos internos y externos.
6) Colaborar en la realización del Plan Anual de Compensación Educativa.
7) Determinar con los tutores el NCC y la elaboración del “Informe de compensación educativa al término de EP”.

6.6.1.4. ORIENTADOR
Son funciones de los Equipos en su apoyo especializado a los Centros educativos de Educación Infantil y de Educación Primaria que les sean asignados :
a) Colaborar en los procesos de elaboración, evaluación y revisión de los proyectos curriculares de etapa a través de su participación en la Comisión de Coordinación Pedagógica de los Centros educativos, de acuerdo con lo establecido en el apartado vigésimo, 1, de la Orden de 27 de abril de 1992 sobre implantación de la Educación Primaria y en el apartado octavo, 3, de la presente Orden.
b) Colaborar con los tutores en el establecimiento de los planes de acción tutorial mediante el análisis y la valoración de modelos, técnicas e instrumentos para el ejercicio de ésta, así como de otros elementos de apoyo para la realización de actividades docentes de refuerzo, recuperación y adaptación curricular.
c) Asesorar al profesorado en el diseño de procedimientos e instrumentos de evaluación, tanto de los aprendizajes realizados por los alumnos como de los procesos mismos de enseñanza.
d) Asesorar al profesorado en el tratamiento flexible y diferenciado de la diversidad de aptitudes, intereses y motivaciones de los alumnos, colaborando en la adopción de las medidas educativas oportunas.
e) Colaborar con los tutores y los Profesores orientadores en la orientación educativa y profesional de los alumnos, favoreciendo en ellos la capacidad de tomar decisiones y promoviendo su madurez vocacional.
f) Colaborar en la prevención y en la pronta detección de dificultades o problemas de desarrollo personal y de aprendizaje que puedan presentar los alumnos; realizar, en su caso, la correspondiente evaluación psicopedagógica, y participar, en función de los resultados de ésta, en la elaboración de las adaptaciones curriculares y en la programación de actividades de recuperación y refuerzo.
g) Colaborar con los tutores, los Profesores de apoyo y los Profesores orientadores en el seguimiento de los alumnos con necesidades educativas especiales y orientar su escolaridad al comienzo de cada etapa educativa.
h) Promover la cooperación entre escuela y familia para una mejor educación de los alumnos.
Los Psicólogos y Pedagogos tendrán la responsabilidad de la evaluación psicopedagógica de los alumnos que puedan necesitarla. Asimismo, formarán parte de la Comisión de Coordinación Pedagógica de los Centros educativos que les sean asignados. En estos Centros, además, tomarán parte en las sesiones en las que evalúe la competencia curricular de los alumnos con fines de promoción de ciclo o de adaptaciones curriculares significativas.

6.6.1.5. TRABAJADOR SOCIAL
Los Trabajadores sociales de los Equipos se ocuparán de que los Centros educativos respondan a las necesidades sociales del correspondiente sector, así como de asegurar los servicios sociales más estrechamente vinculados al sistema educativo.
Los trabajadores sociales asumen prioritariamente tareas entre las cuales tienen un peso destacado las de ámbito sectorial:
• Conocer las características del entorno, así como las necesidades sociales y educativas e identificar los recursos educativos, culturales, sanitarios y sociales existentes en la zona y posibilitar su máximo aprovechamiento, estableciendo las vías de coordinación y colaboración necesarias.
• Participar en la elaboración de los programas de seguimiento y control del absentismo de los alumnos y en colaboración con otros servicios externos e instituciones, desarrollar las actuaciones necesarias para facilitar el acceso y permanencia del alumnado en desventaja social en el centro educativo.
• Colaborar en el desarrollo de programas formativos dirigidos a las familias.
• Canalizar demandas de evaluación psicopedagógicas y colaborar en la realización de las mismas aportando criterios sobre la evaluación del contexto familiar y social y en su caso realizando dichos análisis.
En relación con el apoyo especializado a los centros:
-Facilitando información sobre los aspectos relativos al contexto sociocultural de alumnado.
– Proporcionando información sobre los recursos existentes y las vías apropiadas para su utilización.
– Facilitando la coordinación de los servicios de la zona y el centro.
– Colaborando en la detección de indicadores de riesgo que puedan ayudar a prevenir procesos o situaciones de inadaptación social.
– Proporcionando información al profesor tutor sobre aspectos familiares y sociales de los alumnos con necesidades educativas especiales y los alumnos en situación de desventaja social.
– Facilitando la acogida, integración y participación de los alumnos con necesidades educativas especiales o en situación de desventaja, en colaboración con tutores y familias.
– Participando en coordinación con el psicólogo o pedagogo en el establecimiento de unas relaciones fluidas entre el centro y las familias.
– Participando en tareas de formación y orientación familiar.
– Colaborando en los procesos de acogida y mediación social.

7. EVALUACIÓN DEL PLAN DE ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD
El plan de atención a la diversidad será evaluado anualmente, dedicando un apartado de la memoria para tal fin. En dicho apartado se recogerán las actuaciones realizadas cada curso relacionadas con el plan. Para ello la CCP diseñará un cuestionario y que será cumplimentado por los tutores y equipo docente.
Será necesario revisar el plan, cuando las características del centro y en especial de los alumnos se modifiquen sustancialmente, así como si se modifica la normativa vigente que tiene relación directa con la aplicación del plan.

Aprobado en junio de 2005